jueves, 26 de julio de 2012

CALM & JOY


La naturaleza tiene la capacidad de sorprendernos con productos hermosos y nobles al mismo tiempo.
Para KLEINE ROSE, la sal rosa de Tarija es una de esas maravillas, cuya belleza y nobleza se forjaron durante miles de años en las altas montañas de Bolivia.
Su color rosado natural proviene del contacto de la sal con el hierro de la roca. Su alta concentración mineral es comparable a la de las sales rosadas de Himalaya, Perú y Polonia. Es extraída de la mina con procesos naturales que no modifican sus propiedades.
La sal rosa de Tarija KLEINE ROSE es envasada en su estado puro, sin colorantes, perfumes ni conservantes. Para lograr una mayor relajación y perfumar el agua, acompañamos las sales con un sobre de flores de lavanda.
Presentación en tres sobres de papel, de 100 grs. cada uno, con una medida de flores de lavanda dentro de cada uno de ellos.


Presentación en envase de vidrio, con tapa artesanal, de 350 grs., con medida de flores de lavanda en su interior.

Presentación de regalo, en cuenco de porcelana, por 400 grs. 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Si claro, en nuestro caso no añadimos ningún aditivo, perfume o aceite a las sales, por lo que tienen las mismas propiedades con las que salen de la mina. Sin embargo, al tener una alta concentración de hierro y minerales supongo que tendrías que consultar a algún especialista sobre las cantidades a consumir.
      saludos
      Gabriela

      Eliminar

Nos encanta recibir tus comentarios y sugerencias