LA LAVANDA EN LA COCINA


EXTRA LARGE


Flores de lavanda para gastronomía en envase de vidrio de 15 grs. Más flores, más aromas y frescura para infusiones, pastelería y comidas.

RECETAS CON LAVANDA

 
KLEINE ROSE te propone algunas recetas con lavanda que te van a dar mucha energía, bienestar y alegría para empezar el día.



Un té negro es la mejor opción energizante para quienes prefieren evitar el café, y además combina perfecto con la lavanda. La proporción ideal son hasta seis flores de lavanda por taza.
Podemos acompañarlo con un budín de lavanda sobre un almíbar de flores de hibiscus. Es fácil de hacer y rápido, y se derrite en la boca.
Batir 125 grs de manteca con 200 grs de azúcar impalpable hasta lograr una crema pálida. Agregar una cucharadita de flores secas de lavanda e incorporar la mitad de tres huevos con la mitad de 230 grs de harina tamizada con 10 grs. de polvo para hornear.
Para terminar se incorpora el resto de los huevos y la harina con 50 cc de leche.
Colocar la masa en un molde untado con manteca y frío (budinera de 20 cm de diámetro)
Hornear a 180° C por 30 minutos.
Para el almíbar de hibiscus, hacemos un almíbar clásico y al apagar el fuego colocamos un manojo grande de flores secas de hibiscus, se revuelve suavemente hasta que el almíbar cambia de color y se deja reposar hasta que enfríe.
Si además te quedan unos 20 minutos más, acá va la receta de las galletas de lavanda con filo de chocolate amargo.
125 grs. de azúcar (se muele en la procesadora con una cucharadita de flores de lavanda)
225 grs. de manteca (se incorpora a la procesadora en movimiento con una pizca de sal)
350 grs. de harina (también vertida en la mezcla, no tanto tiempo, hasta que los ingredientes estén más o menos unidos).
Estiramos un poco la masa y la ponemos en la heladera envuelta en film hasta que vuelva a estar fría la manteca. Cortamos las galletas y las horneamos por 15 minutos a 160° C (o hasta el color que les guste).
Después pasamos los bordes por chocolate amargo derretido.
Y por la tarde, cuando necesitemos otra inyección de energía podemos hacer una infusión de flores de hibiscus y lavanda, ponerla en la heladera y tomarla como refresco, es súper liviana, perfumada y deliciosa y también nos pone en movimiento.

ALMOHADÓN PASTELES


Almohadón de algodón de tapicería importado, con rayas verdes y blancas, y estampa aplicada.
Medida 45x25 cm.
(Agotados)

FLORES SECAS DE LAVANDA PARA GASTRONOMÍA
La lavanda ha sido integrada a la cocina desde la antigüedad debido a sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias, digestivas y calmantes, pero especialmente por su aroma y sabor fresco.
Las flores para gastronomía son cosechadas y secadas de manera separada para cuidar la naturalidad y sanidad del producto final. KLEINE ROSE cultiva las plantas de lavanda sin ningún tipo de químicos o fertilizantes en terrenos ideales para el cultivo orgánico.

LINEA HERBOLARIA PARA TIENDAS GOURMET




La línea de flores secas de lavanda para gastronomía HERBOLARIA está diseñada para tiendas de productos gourmet. La lavanda es envasada en sobres de celofán de 5 gramos dentro de un packaging de 11x7 cm. 



EXQUISITA EN INFUSIONES
Para infusiones se usa una cucharadita de flores secas de lavanda por cada taza de agua caliente, se deja reposar unos minutos y se sirve. Es deliciosa combinada con té negro, de manzanilla, anís, menta o melisa, a los que se les añade un puñado de hasta 6 flores por cada cucharadita de té.

INDISPENSABLE EN LAS COMIDAS
La lavanda integra una de las mezclas de hierbas aromáticas más populares de la gastronomía francesa, las Hierbas Provenzales o Herbes de Provence, junto al romero, el tomillo, el perifolio y la albahaca, entre otras.
Las flores secas de la lavanda aromatizan y dan un sutil sabor a guisos, aves y arroces.

UN TOQUE PARTICULAR EN POSTRES
Y para quienes disfrutan de los postres, aportan una delicada presencia en flanes, cremas, helados y galletas. Combina muy bien con chocolate.

SOBRES DE PAPEL CON LAVANDA

Especiales para cuidar mantelería y ropa de mesa especiales. Perfuman y son eficaces antipolillas.
Medida 15x10 cm. aproximadamente.